Vastu tips para crear un espacio sagrado en tu casa

Vastu-tips-para-crear-un-espacio-sagrado-en-casa

Vastu tips para crear un espacio sagrado en tu casa

Cuando empecé a meditar, hace ya casi 10 años, me recomendaron crear un espacio “sagrado” en mi casa para esta práctica. Con el tiempo, me fui dando cuenta de lo mucho que el espacio influye en tu práctica de yoga, meditación y concentración.

 

Llevo tiempo queriendo escribir un post ofreciendo Vastu tips para crear un espacio sagrado en tu casa y aquí te ofrezco siete consejos básicos a tener en cuenta para que crees ese rinconcito de bienestar y conexión con tu templo interior.

 

 

1. La mejor ubicación para tu espacio sagrado según el Vastu

 

Según el Vastu, la ubicación ideal para un espacio sagrado en el que meditar, estar a solas contigo mism@, dedicarse a la contemplación, práctica de yoga o actividades creativas que demanden inspiración, es la esquina Noreste de tu casa (en el Hemisferio Norte) y Sureste en el Hemisferio Sur).

 

Si por cualquier motivo esto no es posible, entonces trata de buscar un lugar silencioso en el que te sientas a gusto y nadie pueda interrumpirte. Puede ser incluso un rincón de tu dormitorio o buhardilla, y si tienes dudas, ¡usa tu intuición! Nunca falla J

 

 

2. Orden y limpieza consciente

 

El orden y la limpieza es fundamental a la hora de crear un espacio sagrado. Y en cuanto al orden, me refiero sobre todo a deshacerse de un montón de cosas que obstaculizan la energía: deshacerse de objetos rotos, cosas que ya no usas, no quieres o simplemente ya no vibran contigo, haciéndolo de forma consciente y limpiándolo para que la energía fluya mejor.

 

Es más fácil decirlo que hacerlo, lo sé. Es muy común sentir apego por nuestras pertenencias y dificultades para soltar: “¿Y si lo vuelvo a necesitar?”, “Es que esto me recuerda a…”, “Mi marido me mataría si me deshago de esto…” y así, un sinfín de pensamientos que circulan por nuestra mente cada vez que queremos poner orden en nuestra casa para tener más espacio.

 

Se trata de quedarte con la esencia, con lo que te hace vibrar, lo que desprende belleza y felicidad en ti, renunciando a todo lo demás. Merece la pena, dejará una sensación liviana en ti, sintiéndote como si te quitaras un peso de encima. Energéticamente, ¡se nota!

 

 

3. Mimo y cuidado

 

Una vez hayas seleccionado esos muebles y objetos que formarán parte de ese espacio sagrado, trátalos con sumo mimo y cuidado.

 

La regla se San Benito, la regla monástica que escribió San Benito de Nursia a principios del siglo VI para los Católicos, invita a que todos los monjes y monjas del monasterio traten cada objeto del mismo como si fueran vasos sagrados del altar.

 

Y la idea es trasladar esa idea a tu espacio, que tú también trates esos muebles y objetos como sagrados, cuídalos con amor, dignificándolos.

 

4. Crea un altar

 

El altar es un elemento muy significativo dentro de un espacio sagrado, te ayuda a orientarte, focalizarte en una dirección. Según la ciencia del Yoga, la mejor orientación para meditar es hacia el Norte o el Este. Y Vastu también recomienda esa orientación para trabajar porque te alinea energéticamente con tu espina dorsal, ayudándote a estar más centrado e inspirado.

 

¿Y qué es lo más importante de un altar? Aparte de la orientación, son los elementos que tú colocas en él. Son bastantes los parámetros a tener en cuenta así que te recomiendo eches un vistazo a este post sobre cómo crear un buen altar con Vastu Shastra.

 

 

5. Usa materiales y texturas naturales

 

Elige siempre materiales naturales (madera, tejidos naturales como la lana, lino, algodón…etc) porque son biodegradables, más duraderos, están libres de tóxicos y químicos perjudiciales para la salud, transpiran mejor evitando condensaciones y ofrecen una mayor sensación de conexión con la naturaleza.

 

Si tu intención es usar este espacio para la práctica de yoga o meditación, mi recomendación es, en cuanto a interiorismo se refiere, colocar alfombras de seda o lana 100%, como pueden ser los Killim.

 

¿Y esto por qué? Pues verás, existen corrientes sutiles en el campo magnético terrestre (diferentes a la fuerza de la gravedad) que tira hacia abajo la energía de tu cuerpo y el yoga, trata de elevar esa energía de tu cuerpo hacia arriba. Así pues, Swami Kriyananda comenta en su libro “Raja Yoga” que los yoguis recomiendan meditar sobre una manta de lana o piel de ciervo. Y para un mayor aislamiento, cubrirlo con tejido de seda.

 

 

6. La elección del color

 

Para gustos colores,  ¿verdad? Mucha gente me pregunta sobre el uso del color en Vastu. Y es una cuestión un tanto compleja que cambia según la hora solar, lunar y tierra para alinear el espacio con tu campo cromático energético. El Vastu considera que somos seres de luz, y por lo tanto, el orden correcto de nuestro campo lumínico debería seguir el orden del arcoíris y/o los chakras.

 

Cuando hay un desequilibrio en este ámbito, ahí es cuando nace una especial predilección por un color concreto. Y ahí surge la necesidad de usar “ese color favorito” porque, inconscientemente, tenderás a buscar afuera lo que necesitas corregir adentro.

 

Y si la predilección es blanco, entonces es un buen signo de que la alineación de tu campo cromático está alineado porque la suma de los 7 colores luz es blanco.

 

Y después de soltarte todo este rollo, quizá te estés preguntando: vale, ¿y entonces qué color sería el más adecuado?

 

Pues mi recomendación es blanco como fondo base y tonalidades neutras combinadas con textiles de tonos más vivos si tienes predilección por algún color en particular. Los tonos que aportan mayor sensación de paz y bienestar son los tonos pastel y el verde claro.

 

 

7. Cuida su energía

 

Es importante cuidar este espacio de forma regular, limpiándolo mientras practicas japa, cambiar las cosas con regularidad para mover  la energía, hacer ofrendas con flores frescas, quemar incienso o sahumerios para limpiar energéticamente el espacio, etc

 

Y si quieres proteger la energía de este espacio de agentes externos como radiaciones electromagnéticas y otro tipo de vibración negativa, te recomiendo colocar 4 turmalinas negras (una en cada esquina de la habitación) para crear una especie de escudo protector. Las turmalinas ayudarán a purificar y proteger ese espacio aunque deberás también limpiar estas piedras con regularidad.

 

 

Si por ejemplo usas este espacio para la práctica de yoga y meditación, en unos meses desarrollará una atmósfera de paz que te ayudará a profundizar todavía más en tu práctica. Los lugares y espacios desarrollan su propia vibración dependiendo de la actividad que se haga en ellos.

 

Y estos son los Vastu tips más importantes que puedo darte para crear un espacio sagrado en tu casa y que te ayude a reconectar con tu ser interior.

 

Si tienes cualquier duda, puedes dejarme tu comentario abajo y te responderé tan pronto como me sea posible.

 

Mucha amor para ti y tu espacio sagrado,

 

Julia

 

2 Comments

Post a Comment
  He leído y acepto los términos y condiciones (leer)